Historia de la Industria Hotelera

Como muchas cosas de las cuales hoy en día podemos disfrutar, la industria hotelera nace a partir de la Revolución Industrial en Inglaterra, durante los años 1750 y 1820.

El primer edificio construido especialmente para asumir la actividad hotelera en los Estados Unidos fue el City Hotel de Nueva York, con 73 habitaciones en el año 1794. Fue a partir de ese año que Estados Unidos tomó la delantera a Inglaterra, país que hasta entonces había llevado la batuta en esa recién nacida área dedicada al desarrollo de hoteles modernos. Esta denominaciónCity_Hotel,_Broadway,_Manhattan venía dada tanto por los servicios ofrecidos a los huéspedes, como las innovaciones internas que facilitaban la administración a quienes gerenciaban los mismos.

Ya para finales del siglo XIX el crecimiento de hoteles fue exponencial y la mayoría de las personas incluyendo huéspedes y empresarios, estaban prácticamente convencidos de que lo que se ofrecía era insuperable en cuanto a los servicios y comodidades que podían esperarse.

Ya a principios del siglo XX, se incrementó el flujo turístico entre los países y la nueva población de viajeros comenzó a demandar nuevos servicios que le permitieran otras nuevas vivencias más allá de solo pernoctar de una manera cómoda mientras visitaban otras ciudad, bien fuera por placer o por negocios. Así, los hoteles comenzaron a innovar en cuanto a los servicios a ofrecer a los visitantes, lo que dio nacimiento a los hoteles comerciales, que brindan a los huéspedes la posibilidad de tener más servicios que hacen de su estancia en la ciudad una experiencia aún más agradable.

Ya en el siglo XXI con la llegada de la era tecnológica, la industria hotelera se ha visto en la necesidad de montarse en esa ola para ofrecer a los huéspedes las mismas facilidades que tienen en sus sitios de trabajo y en sus hogares.